lunes, 22 de agosto de 2016

olor de santidad


frondoso
el palo santo de las islas encantadas
se levanta
cuando todavía es joven
y nadie lo reconoce

los días pasan sobre su corteza
y poco a poco
una a una
las hojas van cayendo

no dice nada de dolor
ni de soledad
tan solo se desprende de todo lo que tuvo
para poder vivir
un año más

dejar ir
sin llorar
o sin jamás mostrar que se ha llorado
dejar pasar
y tan solo confiar
saber que no se aroma
sin dolor
y tan solo seguir
sin desmayar 

jueves, 30 de junio de 2016

los poetas sufrimos demasiado

lloramos con películas
que no le hacen llorar a nadie más
y como padecemos de egocentrismo agudo
e hipersensibilidad crónica
nos tomamos a lo personal todos los males de la tierra

a saber
los niños de la calle
y las calles sin niños
la destrucción del aire
la soledad ajena
para no decir nada de la propia
la bomba de hiroshima tanto tiempo después
y el espíritu asesino que pervive detrás aún ahora
los excluidos y los condenados
los tristes
los enfermos
los presos
los hambrientos

no es fácil vivir así
el aire nos da siempre de costado
y enfermamos de típicas dolencias
tuberculosis
sida
esquizofrenia
heridas en los huesos
males del corazón
adicciones extrañas
y tendencias suicidas
/al menos
eso dicen/

si hemos sido mujeres
el desamor nos envolvió de cuerpo entero
por lo menos una vez en la vida
y si hemos sido hombres
también
supongo
de todas formas
bastantes
cuando aún era pecado
amaron gente de su mismo sexo
más allá del escarnio y la vergüenza
porque de amar se trata
solo eso

está la que se sintió morir en la epidemia
para ser arrojada en la fosa común
y el que bebió sus lágrimas para calmar la sed
el que se colgó de un farol de la calle en parís
está el que pudo escribir los versos más tristes una noche
/qué importa que después
haya sido feliz/
y la que pedía que su soledad tuviera alas
está el que no pudo hacer nada para calmar el hambre de su hijo
y la que se quejó
y amarle pude

hay otros
y no sufren demasiado
pasean su voz engolada en los salones de las academias
hacen rimas perfectas
no escriben palabrotas
y son felicitados cada vez que aparecen en la prensa
pero esos
¿son poetas?
¿no será necesario
ensuciarse un poquito los zapatos
tener deudas
muchas deudas 
llorar alguna noche hasta que sea de día
preguntarse por qué en todos los tonos
creer en otros mundos
posibles o imposibles
desgarrarse la piel con sarcasmos ajenos
y propios
sentir esa impotencia indescriptible
de no poder poner freno al dolor de los que amamos?
¿no será necesario
/digo
tan solo por decir/
encontrarse en el mundo como parias
reconocernos la mirada enferma
saber que no encajamos
y que si alguna vez llegamos a encajar
es porque alguna cosa salió mal?

sufrimos demasiado
los poetas

miércoles, 1 de junio de 2016

canción para un viejo matrimonio


dices que no
y yo digo que sí
digo que no
y tú dices tal vez

muevo una mano
y la tuya llegó
al mismo punto
sin que sepa por qué

una palabra
me roza el paladar
cuando en tu boca
ya se ha hecho realidad

no somos nada
vivimos separados 
y tengo que engañar el sentimiento
llamándolo amistad
no somos nada 
pero el corazón late 
en la mismísima cuerda de Sol
como la vieja y estremecedora
aria de Bach
que te suele hacer llorar

sabes de mí
lo que yo sé de ti
o sea todo
y hasta un poquito más

a veces huyes
y no te quiero ver
pero pasan los truenos
y nos toca volver

no puede ser
/lo sé muy bien/
y sin embargo es
tan solo lo que es

no somos nada
vivimos separados 
y tengo que engañar el sentimiento
llamándolo amistad
no somos nada 
pero el corazón late 
en la mismísima cuerda de Sol
como la vieja y estremecedora
aria de Bach
que te suele hacer llorar

no puede ser
/lo sé muy bien/
y sin embargo es
tan solo lo que es
y hasta un poquito más

lunes, 16 de mayo de 2016

primavera con todas las esquinas rotas


fui solo yo /lo sé/ fue mi vacío
eso que no aprendí o tal vez no quise
fue mi deseo ardiente en este frío
y lo que del pasado nadie dice

fue mi ansia de tener algo que fuera
como la mano tibia que se sueña
el abrazo en el lecho y la primera
ensoñación de la que creí ser dueña

no pudo ser porque la vida es trampa
para quienes creímos que las hadas
cobijan nuestros sueños infantiles

pero queda indeleble aquella estampa
por encima de innumerables nadas
de tu sonrisa /luz de mis abriles/

lunes, 9 de mayo de 2016

más de lo normal

dejó de leer lo que yo escribía
dejó de avisarme los pequeños eventos
que antes compartíamos sin mayor trámite
cuando me quise sentar a su lado
igual que otras personas
huyó
tres sillas más allá
en realidad no debería importar
y no importa
pero algo así como una leve punzada
me atenaza el corazón
en cada pequeño descuido
si me distraigo
más de lo normal

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

compartir