miércoles, 12 de julio de 2017

usted en el corazón



se equivocó
como todos los que se echan encima
cualquier tarea titánica
los mestizos insolentes del paisito
jamás se lo perdonaron
pero esa es la más bella medalla que adorna su pecho
el desprecio de los sepulcros blanqueados
el mordisco de la raza de víboras
bien que recorren el país por las carreteras
que usted les construyó
bien que tramitan las devoluciones de impuesto a la renta
con toda puntualidad
y eventualmente usan hospitales privados como un servicio extra de la seguridad social
que también es para ellos
bien que reclaman los derechos de sus hijos
en los distritos del ministerio de educación
que usted creó
pero no se atreven a agradecer
creen que lo merecen todo
se jactan de jactarse
y ahora que usted se ha retirado por un tiempo
alimentan esbirros de yeso para la próxima arremetida
fuerza
mi presidente
el tiempo da vueltas
y más temprano que tarde amanece de nuevo
fuerza
los días malos se irán
ninguna estulticia puede durar para siempre
ninguna traición se va sin consecuencia
fuerza
porque en el corazón de todos
de la gente sencilla
de los humildes que lo fueron a despedir entre lágrimas en la plaza grande
y a visitar al hospital cuando por fin se permitió enfermarse
ahí está su lugar
el único
el mejor
y el verdadero sitio de los grandes

miércoles, 10 de mayo de 2017

cómo no me di cuenta





cumplí quince años
el 24 de mayo de 1977
y recién ahora advierto
que mientras bailaba un vals en los brazos de mi padre
en otro rincón del mismo continente
tal vez a otra niña de quince años
la arrancaban brutalmente de los brazos del suyo
mientras recibía regalos y abrazos de toda mi familia
alguien comenzaba a comprender que tal vez nunca más hallaría a un ser querido
tal vez
mientras nos divertíamos hasta la madrugada brincoteando con mis jóvenes pretendientes
alguien se retorcía por el impacto de los choques eléctricos
alguien
            /tal vez de mi misma edad en ese entonces/
en una celda de dos metros cuadrados
se preguntaba por qué Dios se había vuelto sordomudo
después de llamarlo a gritos durante horas

en ese entonces
quizá no tenía cómo ni por qué saberlo
lloriqueaba por un primer amor no correpondido
aprendía a tocar la guitarra
iba al colegio toda la semana y los domingos a misa
y recién hoy advierto
que alguien
                   /más de treinta mil, dicen/
que pudo estar haciendo las mismas cosas al mismo tiempo
sencillamente ya no hacía nada
porque no estaba
                           en ninguna parte

jueves, 6 de abril de 2017

6 de abril



nace un hombre
y nadie sabe lo que será
lo que hará
en qué se equivocará
tan solo nace un hombre
para enfrentar el reto de la historia
con ojos limpios
y manos abiertas
nace un hombre
que lo da todo
sabiendo que la estulticia ajena le pasará facturas
y que por el camino de parir la luz
los hijos de la serpiente lo morderán desde todos los flancos
nace un hombre
vive un hombre
el corazón se le ensucia por el camino
mete los pies en el fango
y no sale indemne
pero corrió el riesgo
se llevará la herida de la ingratitud en el centro del pecho
y la incierta amargura de los propios errores enturbiando el rumor de su sangre
pero no importa
por encima de los que hicieron el mal sabiéndolo
más alla de los que piensan que criticar es lo mismo que construir
o de los que se abstuvieron por miedo
nace de nuevo cada día
tan solo un hombre

viernes, 24 de marzo de 2017

barcelona 2017



tal vez siempre merecí
la palabra amistad
la caricia en el alma
la sonrisa porque sí
y saber que no moriré
pase lo que pase
pero tuvo que pasar más de medio siglo
para que caminando por una ciudad lejana y adorada
mientras miraba en la pared los boquetes de los fusilamientos
después del corazón estrujado
supiera que sí
que no se muere
que la sonrisa está ahí
aun detrás de las lágrimas de gratitud
que los nuevos amigos acarician el alma sin cesar
como también los viejos
aunque a veces se distraigan un poco
y que siempre merecí
el calor del amor
en mi pequeño corazón de niña asustada

viernes, 27 de enero de 2017

un simple soneto


pequeño amor no creas que he olvidado
el rumor de la lluvia en la ventana
la mano que me devolvió el mañana
ni la angustia ni el miedo aquí a mi lado

no me acuses jamás de ingratitud
por el saludo que no devolví
hay secretos tan solo para mí
que me quitan la paz y la quietud

pequeño amor tampoco tengas miedo
de que no sepa cómo hay que acercarse
a la secreta trama de tu alma

mil noches me pasé llorando quedo
hasta entender cómo se llega al cauce
del cariño que es solo luz y calma

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

compartir