jueves, 1 de octubre de 2020

quino


 Nada nos deja más en soledad

que la alegría si se va... 

[Fito Páez] 


eran los comentarios con las primas queridas
antes del desencuentro que vino a joderlo todo
y después
también
era repetir sus frases en la vida cotidiana
era mirar los otros chistes más allá de mafalda
y saber que sabía
y vivir lo que él decía
de esos artistas que te saben
que saben de la gente y de cada palabra
naturaleza humana para reír
a veces con un nudo en la garganta
y pensar
eso era
eso es
gracias por tanto
Quino
gracias por tu existencia de hombre sabio y sencillo
gracias por tu bellísima sonrisa
en aquella entrevista
que de casualidad vi hace unos meses
pensando con temor en que te podías ir
gracias por existir
por ser
por dibujar 
por pensar
y decir


lunes, 20 de julio de 2020

la comprensión


la comprensión
trae un vestido azul
un poco ajado
pero siempre muy bello
el velo de las lágrimas la vuelve evanescente
mientras el viento la hace temblar
no calma el dolor
ni la soledad
solamente te muestra
que hay algo más allá
la comprensión no dice una palabra
pero suena a una música de bach
mientras algo se recompone muy adentro
con un brillo de luz
particular
la comprensión no te pide permiso
llega
y a veces entra sin llamar
tiene voz de mujer en su canto sin palabras
y suavidad de caricia en sus manos de mar
y te deja mirar
y respirar
y saber que tal vez
solo así tenía que ser
trae un hermoso vestido azul
/aunque/
un poquito ajado
la comprensión

lunes, 9 de marzo de 2020

diabetes





dicen
que alguna vez
el amor de mi madre no fue dulce
dicen
quién seré yo
para poder juzgar
el secreto dolor
anidado en su historia

dicen
que tal ve me faltaron
abrazos en la infancia
y recuerdo uno solo
/aunque haya habido muchos/
el de aquella señora
abuelitaelenita se llamaba
protegiendo mi miedo
de una ira que era angustia y era amor desatado

dicen
que tanto 'no' desde bocas amadas
me fue rompiendo el páncreas
y los huesos del alma
yo sé que fue de noche
y tuve frío
y nadie pudo arreglarme la vida
más que viejas canciones
                         películas
                         y libros

dicen
que una misma construye su dulzura
aunque sea con venenos
para poder vivir
muriendo de a poquito cada día
                                                   eso dicen

lunes, 30 de diciembre de 2019

patxi andión


eran las tardes de los deberes
junto al pequeño radio negro de pilas
donde la radio musical nos mostraba lo que el resto no

la voz ronca
contando una película que había visto a los seis años
y que ya nunca más pude encontrar

era el amor contrariado
dicho con rabia
y el rastro de madrid conocido al fin
aunque jamás lo hubiera pisado
era otra de las mil caras de la poesía
                                                          sencillamente
la reciedumbre del vasco
la dulzura del hombre solidario
y más tarde
la inteligencia frente a las preguntas
el placer de las palabras arañando la música
y viceversa

y de repente
el último domingo del año en curso
el escalofrío de la mala noticia
                                                 al acaso
el auto destrozado en un descampado
y el cuerpo cubierto por una sorprendente lámina dorada
/como no he visto jamás con ningún otro cuerpo/
dorada y resplandeciente
como el oro de su alma de poeta
como el tenaz ronroneo de su voz
abriéndome a la luz de una consciencia nueva
allá
/tan lejos ya/
por la gris soledad de mis trece años
 

jueves, 31 de octubre de 2019

el país de los ciegos


vienen ya hacia los ojos
ávidos
          demoniacos
apuntando con sus armas de muerte a los iris de colores
para volverlos negros
disparando directo a las pupilas
para sembrar semillas de ceguera
no ver
peor llorar
pasar a tientas por cada sendero

vienen los ángeles del infierno
armados de odio y estulticia
a cegar y a segar
cualquier intento de vivir mejor

gritan
          aúllan
                    ladran
mientras revientan cuencas
y los ojos se desparraman por las calles
y que nadie más vea
la traición
el engaño
la oscura trafacía
la venta de la patria y sus tesoros
el atropello burdo de la falsa bandera
los veintiún y más muertos
los propios ojos
rodando sin razón por el asfalto

luego
dirán que no
preguntarán
                   ¿quién vio?
y si un triste ojo herido se levanta
dispararán de nuevo

después recibirán
medallas incontables
almuerzos
bonos
y felicitaciones por la misión cumplida

pero eso ya no lo veremos

nos latirá el insulto en las entrañas

sin ojos
             es el corazón quien ve
                                   quien sabe
                                   quien recuerda
quien se levantará
a recibir disparos que no matan
quien labra la utopía no importa si es a ciegas
con los ojos del alma
                                 que no muere a disparos
                                 y se despierta en cada primavera

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

compartir